Director de Atrapado en el tiempo (Groundhog day, 1993): Harold Ramis

Reparto: Bill Murray, Andie MacDowell, Chris Elliott, Stephen Tobolowsky

El protagonista indiscutible de este largometraje es Phil (Murray), que ‘casualmente’ se llama igual que el roedor que predice el tiempo en Punxsutawney. Phil trabaja como hombre del tiempo del canal 9 de la televisión de Pittsburg y que viaja a la pequeña localidad de Pennsylvania a cubrir el evento de El día de la marmota. Una tormenta de nieve impide al equipo de televisión volver a casa y a la mañana siguiente, a las 6 en punto, suena en la radio la misma canción: “I Got You Babe,” cantada por Sonny and Cher.

Cual Sísifo, a partir de ese momento, se ve atrapado en el inacabable invierno de Punxsutawney, en un bucle que le obliga a vivir el festival una y otra vez, sin descanso. La pesadilla de Phil tiene reminiscencias de otro gran clásico: Qué bello es vivir.

Como el mañana no existe Phil se encuentra libre para hacer en el día de la marmota lo que le venga en gana: aprender a tocar el piano, poesía francesa, a realizar esculturas en el hielo, robar el furgón blindado o suicidarse de forma compulsiva. La situación del protagonista y su carácter, presuntuoso y egocéntrico dan lugar a situaciones desternillantes de las que Ramis sabe sacar el máximo partido.

Phil se enamora de la productora televisiva Rita (Andie MacDowell) y ante la imposibilidad de su conquista encuentra el camino de la redención que, a través del aprendizaje de ser mejor persona, le llevará fuera del laberinto.

La influencia de Atrapado en el tiempo es fácilmente reconocible en diversas películas como por ejemplo 50 primeras citas (Peter Segal, 2004), porque la cinta de Harold Ramis es mucho más que una comedia romántica con final feliz, este largometraje es la sublimación del Déjà Vu, un homenaje para todos aquellos que hemos vivido estancados en la misma vida durante tiempo indefinido sin poder escapar.