Director de Atrapado por su pasado (Carlito’s way, 1993): Brian de Palma

Reparto: Al Pacino, Sean Penn, Penelope Ann Miller, John Leguizamo

Carlito Brigante (Pacino) es un puertorriqueño, que tras cumplir una condena de 5 años por tráfico de drogas, sale dispuesto a abandonar los ambientes delictivos. Carlito’s way es el más brillante de todos los thriller de Brian De Palma, gracias, principalmente, a que se sustenta en un sólido guión de David Koepp.

Nos encontramos a mediados de los 70 y el tiempo en que Carlito era el rey de la heroína en el Bronx quedó atrás. El protagonista intenta con todas sus fuerzas redimirse de su pasado y reunir el dinero suficiente que le permita montar un negocio de alquiler de coches en las Bahamas, lejos de la gran manzana, lo que representa su última vía de escape.

En un principio todo parece irle bien, regenta un club nocturno, donde se siente como Rick en Casablanca, y vuelve con su antigua chica: Gail (Penelope Ann Miller), que en vez de estrella de la danza se ha convertido en bailarina de striptease.

Brian de Palma realiza en Atrapado por su pasado un extraordinario estudio de caracteres en una ambientación muy lograda. A destacar la escena en que acompaña a su sobrino al trapicheo y acaba encerrado sin balas en el baño, una escena prodigiosa, sustentada en el poder sin límites de Pacino, al mismo nivel o superior que El precio del Poder (Scarface, 1983), también realizada por de Palma.

Carlito Brigante hace todo lo que está en su mano para mantenerse lejos de las drogas y los negocios turbios, sin embargo, los favores a su abogado cocainómano Kleinfeld (Penn) y las malas compañías le llevarán finalmente por la senda del crimen hasta la escena final en Grand Central Station. “Un favor te mata más rápido que una bala”.