Director de En el calor de la noche (In the heat of the night, 1967): Norman Jewison

Reparto: Sidney Poitier, Rod Steiger, Warren Oates, Lee Grant, Quentin Dean

En una pequeña ciudad de Mississippi aparece asesinado El Señor Colbert, uno de los hombres más ricos. Como único sospecho la policía detiene en la estación al joven negro Virgil Tibbs (Sidney Poitier), que se encontraba de paso. Virgil resulta ser un inspector de homicidios y las circunstancias le llevan a colaborar con el Sheriff local Bill Gillespie (Rod Steiger) en la resolución del caso.

La aparición del inspector de Filadelfia en la comunidad sureña levanta ampollas en la mentalidad racista de la época, acostumbrados a tratar con hombres de color completamente sumisos, la actitud de Virgil resulta allí de lo más arrogante. Aunque el filme es un thriller policiaco, la cuestión que subyace en todo momento es la xenofobia hacia el extraño de raza negra. Como anécdota se puede contar que ‘En el calor de la noche’ fue prohibida en Sudáfrica, donde, obviamente, este tipo de temáticas no tenían cabida.

La película de Jewison pone de manifiesto la confrontación entre el viejo sur, con su anticuado y esclavista Mayor Endicott y el nuevo talante de la mujer y la gente de Colbert, llegados a Sparta con nuevas ideas y el objetivo de construir una fábrica que lleve a la ciudad a la modernidad. En medio de las dos facciones, y para defender a Virgil de los matones del pueblo, se encuentra el Sheriff Gillespie que ve la necesidad de subirse al vagón de los tiempos que se avecinan. “El jefe que había antes hubiera liquidado a Tibbs un segundo después de que abofeteara a Endicott, alegando legítima defensa”.

El filme fue sucedido por dos anodinas secuelas que intentaron aprovechar el tirón de la cinta de Norman Jewison. Ambas protagonizadas por el mismo personaje interpretado por Sidney Poitier: Ahora me llaman Señor Tibbs (Gordon Douglas, 1970) y El inspector Tibbs contra la organización (Don Medford, 1971). El propio Jewison dirigió Historia de un soldado (1984), ambientada en Lousiana con unos modelos argumentales muy similares.

En el calor de la noche nos brinda además la oportunidad de presenciar el duelo interpretativo Poitier-Steiger, éste último se llevó el Oscar y el filme de Jewison los de mejor película, guión adaptado, sonido y montaje. Un peliculón.