Director de Hasta que llego su hora (Once upon a time in the west, 1968): Sergio Leone

Reparto: Henry Fonda, Charles Bronson, Claudia Cardinale, Jason Robards, Woody Strode, Jack Elam

Hasta que llegó su hora es un spaghetti-Western crepuscular (no hay nada como un western equinoccial de 165 minutos), la epopeya más pura y personal Sergio Leone, de cuyo script está firmado, ni más ni menos, por Bernardo Bertolucci y Dario Argento gracias al esfuerzo de Sergio Leone por llevar a cabo este proyecto tras 19 años de trabajos.

Morton (Gabriele Ferzetti) cuenta con los servicios de Frank (Henry Fonda) para librarse violentamente de todo desgraciado que se interponga en el camino de su ferrocarril. Las cosas parecen funcionar bien hasta que Frank acaba Brett McBain (Frank Wolf) y su amplia parentela y aparecen en escena Jill (Claudia Cardinale), Harmónica (Charles Bronson) y Cheyenne (Jason Robards).

Del magnífico reparto destaca el carácter creado por Fonda, despiadado asesino que contrasta sobremanera con el papel bonachón de norteamericano medio en el que estábamos acostumbrados a verle. Frank, al igual que Liberty Valance, es un superviviente de otra época, cuyo personaje se interpone en el camino del progreso y la civilización que representa la llegada del tren. El ferrocarril transforma el viejo oeste, de forma que ya nunca volverá a ser el mismo.

Aunque el filme parece mofarse de todos los estereotipos del western, Leone cuenta con grandes valores técnicos y cinematográficos. Es necesario destacar que resulta fundamental para causar una impresión hipnótica del desierto de Arizona, pero también almeriense, la extraordinaria partitura de Ennio Morricone.