Director de Los siete samuráis (Seven Samurai, 1954): Akira Kurosawa

Reparto: Toshiro Mifune, Takashi Shimura, Isao Kimura, Kamatari Fujiwara

En el Japón medieval, unos pobres campesinos contratan a un grupo de samuráis para que les protejan de los bandidos que acuden año tras año a robar su cosecha.

El maestro Kurosawa nos muestra al comienzo del filme las penosas condiciones de vida en que sobreviven los campesinos, que viajan a la ciudad en busca de ayuda profesional. A continuación, los Samuráis adiestran a los habitantes para pillar por sorpresa a los atacantes en el asedio final.

Lo más interesante del largometraje son las relaciones que se establecen entre Samuráis y población nativa en pos de un objetivo común. Cada uno de los integrantes tiene una misión y todos juntos actúan como una unidad de combate. Esta cuestión es una constante en el cine bélico clásico, en donde camaradas de diversos orígenes se integran en una patrulla. Los siete samuráis no ha servido de inspiración solo para Los siete magníficos (John Sturges, 1960), hay un multitud de títulos cortados por el mismo patrón como: Los cañones de Navarone (J. Lee Thompson, 1961), Doce del patíbulo (Robert Aldrich, 1967) o Salvar al Soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998).

El combate final es espectacular y hay que destacar también las interpretaciones de todo el elenco y en particular, como no, el imprescindible Toshiro Mifune (Kikuchiyo). El filme de Kurosawa nos empuja a la reflexión sobre el valor de la justicia, la amistad, el deber y el honor, por encima de interés personales y retribuciones económicas. Kurosawa se llevó el correspondiente León de Plata de Venecia.