Director de Matar a un ruiseñor (To Kill a Mockingbird, 1962): Robert Mulligan

Reparto: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Philip Alford, Robert Duball, Collin Wilcox

El abogado Atticus Finch (Gregory Peck) se enfrenta al rechazo de su comunidad por defender a un negro acusado de violación por una joven blanca Mayella Violet Ewell (Collin Wilcox).

La cinta es una impecable adaptación literaria de Horton Foote del texto homónimo de Harper Lee premiado con el premio Pulitzer. La puesta en escena está perfectamente apoyada por unas interpretaciones más que notables, destacando especialmente a un Robert Duball, que hace su debut en la pantalla grande. Duvall obtuvo el Oscar por otra obra con guión de Horton Foote: Gracias y favores (Tender Mercies, Bruce Beresford, 1982).

Hay muchas cosas feas en el mundo, me gustaría que no las vieras, pero no es posible

Matar a un ruiseñor está contada desde el punto de vista de la nostálgica infancia de la niña, narrando la historia como si del mismo Stanislavski se tratara. También destaca la música de Elmer Bernstein.

Nunca conoces realmente a una persona hasta que no has llevado sus zapatos y has caminado con ellos

La cinta va más allá de un mero drama judicial, son los derechos civiles los que se defienden en plena época de la depresión, no olvidemos que Alabama en los años 30 es el corazón del sur profundo, y las cuestiones raciales tienen aquí una importancia capital.