Director de Senderos de gloria (Paths of glory, 1957): Stanley Kubrick

Reparto: Kirk Douglas, Adolphe Menjou, Ralph Meeker, George McReady

Francia 1916, las trincheras están llenas de sangre, sudor y barro. El ambicioso General Mireau ordena a sus tropas el ataque a la colina de la hormiga (Ant Hill). La misión dirigida por el coronel Dax (un brillante Kirk Douglas) es poco menos que un suicidio.

Viendo que la misión es un fracaso y que las tropas apenas pueden salir de la trinchera debido al fuego enemigo se ordena a la artillería francesa que dispare sobre sus propias líneas para obligar a las tropas a enfrentarse al enemigo. Por fortuna, la orden no llega a cumplirse.

Sin embargo, para que el hecho no se repita, y como escarmiento ejemplar, se juzga a un miembro de cada una de las tres unidades por cobardía ante el enemigo. El mismo Coronel Dax es el encargado de defenderlos ante el consejo de guerra.

Senderos de gloria, en vez de centrarse en la oposición de los dos bandos, nos muestra la confrontación de clases. Mientras los impolutos y condecorados Generales juegan a la guerra con sus soldaditos entre los mármoles de sus lujosos castillos, los soldados mueren, hundidos en el fango, en una carnicería sin sentido.

El filme de Kubrick sobre la 1ª Guerra Mundial, película pacifista por excelencia, estuvo prohibida en Francia hasta 1986 y es uno de los alegatos más fuertes contra la guerra y a favor del anti-belicismo que se han realizado en la historia del cine.