Director de Seven: David Fincher

Reparto: Morgan Freeman, Brad Pitt, Gwyneth Paltrow, Kevin Spacey

Seven no es una película más sobre asesinos en serie que buscan cualquier pretexto para matar a medio barrio. Si bien es cierto el planteamiento inicial no puede estar más trillado: el poli desengañado de la vida, a punto de jubilarse es Sommerset (Morgan Freeman) y su compañero, el detective novato Mills (Brad Pitt).

Seven es un thriller psicológico con una atmósfera tenebrista y claustrofóbica inigualable, gracias a un trabajo fotográfico muy barroco, lleno de contrastes tonales que sugieren muchísimo más de lo que muestran.

El guión de Andrew Kevin Walter hace referencias al Milton del paraíso perdido, a la divina comedia de Dante y a Los cuento de Canterbury de Chaucer. Sacando el máximo partido de los siete pecados capitales, es decir: gula, codicia, pereza, lujuria, soberbia, envidia e ira. Y guardando para el final la guinda del pastel: la aparición en escena de un demoníaco Kevin Spacey, que para no dar pistas al espectador no aparece en los créditos iniciales.

Hemingway dijo una vez: “el mundo no es un buen lugar para vivir pero merece la pena luchar por él”. El pesimista filme de Ficher está de acuerdo con la segunda parte.