Director de Tiempos modernos (Modern times, 1936): Charles Chaplin

Reparto: Charles Chaplin, Paulette Goddard, Henry Bergman, Chester Conklin

En su último papel como Charlot, Chaplin se despacha a gusto en su crítica del sistema de producción capitalista y de los deshumanizados métodos tayloristas. Fue Lewis Mumford el que descubrió que: “la máquina clave de la edad moderna fue el reloj, no la máquina de vapor”.

La cinta comienza con la entrada de borregos en la fábrica y posteriormente Charlot es hospitalizado después de trabajar en una de estas cadenas de montaje. A la salida es encarcelado por abanderar, sin querer, una manifestación comunista. Consigue salir de prisión, pero en la calle la supervivencia es aún más difícil a causa de la depresión económica.

Chaplin creó en este filme mudo, ya entrada la época del sonoro, con algunos de los gags más emblemáticos, si bien es cierto que se inspiró en la comedia Viva la libertad (A nous la liberté, René Clair. 1931). Se produjeron numerosas acusaciones de plagio, sin embargo, El propio Clair declaró que más debía él a Chaplin.

La cinta fue prohibida en la Italia y la Alemania de la época, que la tacharon de comunista a causa por su mensaje subversivo e irreverente con la autoridad.