Director de Adiós, muchachos (Au revoir les enfants): Louis Malle

Vivimos tiempos de discordia y de odio, la falsedad cobra fuerza, los que deberían guiarnos nos traicionan. Más que nunca debemos librarnos del egoísmo y de la indiferencia

Han pasado más de cuarenta años, pero, hasta mi muerte, recordaré cada segundo de aquella mañana de enero