Director de La delgada línea roja (The Thin Red Line): Terrence Malick

El amor, ¿de donde proviene?, ¿quien aviva su llama? Ninguna guerra puede apagarla ni robarla. Yo estaba prisionero y tú me liberaste

Mira esta selva. Mire esas vainas, la manera que ellas se trenzan alrededor, tragando todo, la naturaleza cruel, Staros

– ¿Te sientes solo?
– Solo cuando hay gente

Quizás sea tu mejor amigo, y todavía no te has dado cuenta

¿Eres honrado? ¿Amable? ¿En esto se basa tu confianza? ¿Todo el mundo te quiere? A mí también me querían, ¿Acaso imaginas que tu dolor será menos intenso porque amabas la bondad o la verdad?

¿Cómo sería saber que tu siguiente suspiro será el último?

Todo es mentira, todo lo que oímos y lo que vemos. Cuantas mentiras escupen, cambian constantemente unos detrás de otros. Esto es un ataúd, un ataúd móvil. Nos quieren muertos o viviendo sus mentiras. Lo único que puede hacer aquí un hombre es encontrar algo que sea suyo, crear una isla para él solo. Si no llego a conocerte en esta vida déjame sentir tu presencia, una mirada de tus ojos y mi vida será tuya

¿Dónde estuvimos juntos?, ¿quien eres tu que estuviste a mi lado?, ¿quien caminó conmigo? El hermano, el amigo. La oscuridad tras la luz, el conflicto tras el amor. Son el producto de una sola mente, o las facciones de un mismo rostro ¡OH! ¡Alma mía!, déjame entrar en ti, mira a través de mis ojos, contempla las cosas que creaste, mira cómo brillan