Director de Laberinto envenenado (O): Tim Blake Nelson

Toda mi vida he querido volar, me hubiera gustado vivir como un halcón, sé que no se debe tener celos de nada pero alzar el vuelo, elevarse por encima de todo y todos, eso sí es vivir, pero un halcón no sabe estar con pájaros normales, no encaja, aunque los demás pájaros seguramente quieren ser halcones. Le odian por lo que no pueden ser: orgullosos, poderosos, resueltos, oscuros. Odín es un halcón, se eleva por encima de nosotros, él puede volar y un día de estos todo el mundo me prestará atención a mí porque yo también volaré