A quienes los dioses quieren destruir primero vuelven loco

Conocemos el bien, lo retenemos claramente. Pero no podemos conseguirlo

Deja que el mundo acepte su destino. Sin pena ni lágrimas

El dinero es la religión del hombre sabio

La prosperidad está llena de amigos

No hay nada como la visión de un viejo enemigo en una racha de mala suerte

Solo hay una vida para cada uno de nosotros: la nuestra propia