[América] Nos hemos convertido en un monstruo nazi a los ojos de todo el mundo: una nación de abusadores y cabrones que prefieren matar a vivir pacíficamente. No solo somos putas por poder y petróleo, sino putas asesinas con odio y miedo en nuestros corazones

Odio defender las drogas, el alcohol, la violencia o la locura, pero a mí siempre me han funcionado

Una chapa de ácido cuesta cinco dólares y con ella puedes escuchar toda la Sinfonía Universal con Dios cantando en solitario y el Espíritu Santo en los timbales

La libertad es algo que muere a menos que se utilice