Nadie es una isla por completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de un continente, una parte de la Tierra

[Muerte] llega a todos nosotros y nos iguala

Cuando un hombre muere, un capítulo no se arranca del libro, sino que se traduce a un lenguaje mejor

La obra maestra de la naturaleza: el elefante, la única gran cosa inofensiva

Ningún hombre es una isla

Observo al médico con la misma diligencia que a la enfermedad

Por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti