Debo volver otra vez a los mares, al mar solitario y al cielo, y únicamente pido un alto buque y una estrella que le sirva de norte: y el canto del viento en la vela blanca resoplando

Desde que llegó la imprenta , la poesía ha dejado de ser el deleite de toda la comunidad humana, y se ha convertido en la diversión y el deleite de unos pocos

En esta vida ríe más el que ríe el último

He visto las flores vivir en pedregales, y el tipo de cosas que hacen los hombres de caras feas, y la copa de oro ganada por el peor caballo en las carreras, así que confío demasiado