¿Me despiertas por la mañana pronto para decirme que estoy bien? Por favor espera hasta que esté mal

Cualquiera que considere métodos aritméticos para producir dígitos aleatorios está, por supuesto, en pecado

En matemáticas no entiendes las cosas. Te acostumbras a ellas

No tiene sentido ser preciso cuando no sabes ni siquiera de lo que hablas