Tu éxito será proporcional a la cantidad de esfuerzo mental que le dediques

En un sentido real, el máximo desorden era nuestro equilibrio

Los gobiernos veían a los hombres solo una masa, pero nuestros hombres, siendo irregulares, no eran formaciones, sino individuos

Nuestros reinos se asientan en la mente de cada hombre

Podría no haber honor en el éxito seguro, pero se podría arrancar mucho de una derrota segura

Vamos a contener al enemigo con la silenciosa amenaza de un desierto desconocido, sin mostrarnos hasta que ataquemos