William Shakespeare, dramaturgo, poeta y actor. Conocido como «El Bardo», es considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más influyentes de la literatura universal.

Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser

¡Cuán bella es la humanidad! ¡OH mundo feliz, en el que vive gente así!

¡Señor! Sabemos lo que somos, pero no sabemos lo que podemos llegar a ser

¡Un caballo! ¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo!

Ahora el invierno de nuestro descontento se vuelve verano con este sol de York

Algo apesta en Dinamarca

Campana, libro, y vela no me llevarán atrás, cuando el oro y la plata me empujan a seguir

Cuando llegan las penas, no llegan como solas, sino en batallones

Cuánto mejor es llorar de alegría que alegrarse de llorar

Debo ser cruel, solo para ser amable

El curso del amor verdadero nunca corrió suave

El hombre es una cosa inconstante, y ésta es mi conclusión

El mal que los hombres hacen les sobrevive

El que muere paga todas las deudas

El resto es silencio

Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras

Escucha a muchos, habla con pocos

Hemos escuchado las campanadas a medianoche

Inquieta está la cabeza en que se sustenta la Corona

La brevedad es el alma del ingenio

La dulce leche de la adversidad, la filosofía

La miseria hace conocer al hombre extraños compañeros de cama

Las comparaciones son olorosas

Las dudas modestas son el faro de los sabios

Lo primero que haremos será matar a todos los abogados

Lo que está hecho no se puede deshacer

Los cobardes mueren muchas veces antes de expirar: Los valientes no prueban el sabor de la muerte más que una sola vez

Los hombres de pocas palabras son los mejores hombres

Mejor un ingenioso tonto que un tonto ingenioso

No hay nada ni bueno ni malo, el pensamiento los hace así

No tientes a un hombre desesperado

Soy una pluma para cada viento que sopla

Un buen sirviente no cumple todas las órdenes

Tal vez un hombre puede pescar con el gusano que ha comido un rey, y comerse después el pez que se alimentó de aquel gusano

Un joven casado es un hombre estropeado