Es tu actitud y no su aptitud lo que determina su altitud

Naciste para ganar, pero para ser un ganador, tienes que planificar cómo ganar, prepárate para ganar, y espera ganar

Si le gustas a la gente, te escucharán, pero si confían, harán negocios contigo

Con integridad no tienes nada que temer, ya que no tienes nada que ocultar. Con integridad, harás lo correcto, de esta forma no te sentirás culpable