Autor de La España de las piscinas: Jorge Dioni López

La España de las piscinas, de Jorge Dioni López, afirma que las piscinas son un reflejo de la transformación de la sociedad española en las últimas décadas, y que han sido un elemento importante en la creación de una cultura del ocio y del consumo.

Le parecía ver, con el ojo de un cartógrafo, esa hilera de piscinas, esa corriente casi subterránea que recorría el condado – John Cheever, El nadador

Jorge Dioni López asegura que Europa es el PAU del mundo.

Si podéis hacer frente a la perspectiva de renunciar a los juegos públicos, comprad una casa de propiedad en el campo. Lo que os cueste. Su renta anual no ascenderá a más de lo que pagáis en Roma por una miserable buhardilla mal iluminada – Juvenal, Sátiras

Cuando valoramos más lo público que lo privado estamos abocados a no entender por qué hemos de valorar más la ley, bien público por excelencia, que la fuerza.

A día de hoy, creo que sabemos mucho más sobre cómo debe ser un buen hábitat para el gorila de montaña o los tigres siberianos que para el Homo sapiens – Jan Gehl

Las piscinas han evolucionado en España desde su introducción en la década de 1950 hasta la actualidad. Se han convertido en un símbolo de la modernidad y del progreso económico en España.

No hay riqueza inocente – Rafael Chirbes

Las piscinas han sido utilizadas como símbolo del progreso en España, y cómo han contribuido a la creación de una imagen de España como un país turístico y de ocio.

Todo empezó en Pitis, hace ya más de diez años, en 1999. Un día llegó el metro y no había nada. Nada. Y, de la nada, surgieron las plusvalías – Enric Juliana

Otra vez. Levantarse, atracar, robar y joder a la gente en una huida frenética hasta el día en que todo acabe mal. No importa cuánto acumules o cuánto robes, nunca tienes suficiente. No importa cuánto jodas a la gente, siempre necesitas volverlo a hacer – Irvine Welsh, Trainspotting

Después de la Segunda Guerra Mundial, había cinco países separados por muros. Hoy son setenta – Massimo Livi Bacci

Las buenas vallas hacen buenos vecinos – Robert Frost

Dios hizo el campo, y el hombre, la ciudad – William Cowper

Esta, mis hermanos, es la ciudad de Babilonia, la ciudad de los impíos, la ciudad que el Señor quiere destruir – Fray Girolamo Savonarola

En cuanto a sus ciudades, quien conoce una las conoce todas – Tomás Moro, Utopía

Aislarse del mundo como un monje y vivir como un príncipe – Lewis Mumford